UN VIAJE AL INFRAMUNDO

UN VIAJE AL INFRAMUNDO

Cámara y parámetros:

Nikon D850 con Carcasa Isotta y cúpula de 6”

Nikon D850 + Objetivo NIKKOR 8-15mm f/3.5-4.5E ED a 15 mm

2 flashes Sea and Sea YS-D2/ Difusores dome

1/13 seg a f4.5; ISO 1250

Lugar de realización:

Fotografía tomada en el Cenote Angelita, cerca de Tulum en la península de Yucatán, México.

Con el centro de buceo Pepe Dive center.

Profundidad: 25 m

Como se hizo:

La idea de esta foto era captar la mayor área posible. Por lo que me puse en un extremo de la cueva en donde se veía toda la isla y apoyando la cámara con la velocidad más baja posible y un iso alto intenté captar la poca luz que iluminaba la cueva y la mágica isla.

Información sobre el lugar:

Bucear en el cenote Angelita es una experiencia única. A los casi 30 metros de profundidad se puede observar una isla con árboles, ramas y hojas secas que asoma en mitad de una nube de sulfato de hidrogeno.
El resultado, un paisaje surrealista y digno de una película de ensueño que parece mostrarte el camino al inframundo.

Cruzar la nube es otra curiosa sensación, al atravesarla y llegar a los 40 metros hacen que el ligero olor a sulfhídrico, el color rojizo que te rodea y la oscuridad entre las ramas y hojas de ese cementerio de lo que antaño fue un antiguo bosque, te provoque una sensación que, en conjunto a la narcosis, te invitan a quedarte ahí abajo.

Un conjunto de sensaciones difícil de olvidar.